-->
¡Bienvenido! Con la selección de los lugares de más interés y los pueblos con más encanto de Catalunya // Welcome! With the selection of the most interesting places and most charming towns of Catalunya

- Inicio - Home - Ir a la provincia de: Barcelona - Gerona - Lérida - Tarragona -


Ahora aqui mayor información por Comarcas y en Ofertas

Puerto de la Selva



Provincia de:
Gerona
 Toda la Información:
Comarca:
Alto Ampurdán
Población Habitantes:
1.009 hab. (2011)
Coordenadas:
42° 20′ 15″ N, 3° 12′ 15″ E
Código postal: 
17489
Superficie:
41,62 km²
Web del Ayuntamiento:
http://ca.elportdelaselva.cat/




Puerto de la Selva  (en catalán y oficialmente El Port de la Selva) es un municipio español perteneciente a la comarca del Alto Ampurdán en la provincia de Gerona, Cataluña. Se halla ubicado en la costa norte de Cabo de Creus, en la Costa Brava.
El pueblo, sigue teniendo un importante puerto que hace honor a su tradición pesquera, aunque otros sectores económicos como el turismo han ido tomando el relevo.
De todas las poblaciones del Cap de Creus, el Port de la Selva es la más firme candidata a ganar el título de "pequeño pueblo de pescadores". Las casas blancas están tan cerca una de otra que parecen buscar juntas el abrigo de la Tramuntana.
Muchos de sus habitantes se ganan la vida gracias al turismo, pero la pesca todavía representa un sector importante de la economía local. Su puerto pesquero es de los más importantes de la provincia.
Port de la Selva y su historia: 1725.- Se construye la primera iglesia. En aquella época el Puerto de la Selva todavía pertenecía al municipio de Selva de Mar. Cerca de la playa solamente existían algunas casetas donde los pescadores guardaban las redes y otros enseres.
1787. El Port de la Selva se independiza de Selva de Mar por un decreto del rey Carlos III.
Auge económico en el siglo XIX por la producción de vino y aceite de oliva. El número de habitantes aumenta. A finales del siglo la filoxera destruye la mayoría de las viñas. El número de habitantes desciende de nuevo.
Después de la guerra civil, el 70% de las construcciones del Port de la Selva quedan destruidas.
En los años 60 se produce un nuevo auge económico gracias al turismo. El numero de habitantes se estabiliza alrededor de los 800. Casas nuevas y apartamentos se construyen conservando el núcleo antiguo.
Situación y clima: La bahía del Port de la Selva forma un puerto natural y está relativamente abrigada, por las montañas circundantes, de los vientos del norte. La playa es bastante grande y ofrece suficiente espacio, incluso en la temporada alta. Esta playa es especialmente popular entre los windsurfers. La playa de Cala Tamariu está situada relativamente cerca del núcleo urbano y se puede acceder a ella en coche. Otras calas más pequeñas, hacia el Cap de Creus, son dignas de visitar aunque sea necesario un paseo a pie.
Después del auge turístico de los años 60, un turismo más nacional se ha establecido aquí. Especialmente para la gente de Barcelona, este lugar tan pintoresco es muy popular.
En la temporada alta, entre el 1 y el 20 de agosto, la ocupación en el Port de la Selva es total, pero no por ello deja de ser confortable. Debido a la proximidad de la frontera, este pueblo es visitado por numerosos turistas franceses. El número de turistas procedentes de la C.E.E. y Escandinava es similar.
El entorno invita a visitar parajes donde la naturaleza es pura y numerosos lugares históricos de la era megalítica y medieval.
Alojamiento en pensiones y hoteles de carácter familiar, en el camping  o en casas y apartamentos de vacaciones que son normalmente alquilados por agencias  o particulares. Hay varios restaurantes. Hay bastantes posibilidades de compras. El nivel de los precios es aquí algo más elevado que en Llançà y comparable a Cadaqués.
También es posible practicar deportes como el ciclo-turismo, el tenis y todos los deportes náuticos. En el puerto náutico, los amarres se alquilen o se venden. El centro de inmersión es muy bien equipado y forma un centro de atracción para los submarinistas del mundo entero.
El monasterio de Sant Pere de Rodes se sitúa entre Llançà y el Puerto de la Selva y se considera el edificio más importante de la era románica en Cataluña. Se puede llegar a él desde el  Port de la Selva o Vilajuïga. También existen numerosos senderos desde Llançà o  de la Vall de Santa Creu.
Está constituido por un conjunto de arquitectura marinera presidido por la iglesia de Santa Maria de les Neus (Santa María de las Nieves), de gran belleza, que se encara a la bahía.

Cerca, puede visitarse el dolmen de la Taula dels Lladres y un poco más lejos el Monasterio de San Pedro de Roda. Ligado a la población está el nombre del escritor catalán Josep María de Segarra, en el que inspira algunas de sus obras de ambiente marinero (La Balada de Luard, El Mariner (El Marinero) o Cançons de rem i de Vela (Canciones de Remo y de Vela).
La localidad dista de Figueras, la capital de Alto Ampurdán, 33 km y 70 km de la capital de provincia, Gerona. Su término municipal es uno de los más extensos de la zona, ocupando una extensión de 41,49 km². Se extiende desde el "rec d'en Feliu" hasta la cala de Portaló por la costa, y por el interior hasta los términos de Llansá, Vilajuiga, Pau, Palau Sabardera, Rosas y Cadaqués.
Dentro de este entorno se encuentra una gran riqueza paisajística donde se combina el azul del mar Mediterráneo, el verdor de las viñas y levantándose a nivel de mar, montañas esculpidas por el paso del tiempo con cimas de alturas destacadas como San Salvador (671 msnm) y Puig de Queralbs (621 m.), conformando la Sierra de Rodas.
La Sierra de Rodas, contrafuerte de los Pirineos, donde se asienta la localidad, se formó por los plegamientos de la era primaria y está constituida tanto por rocas metamórficas, como filonianas y plutónicas. Su morfología muestra unas costas escarpadas resultantes de la acción erosiva del mar y el viento, con abundantes valles fluviales inundados por el mar que originan una costa articulada con abundantes calas pintorescas, cabos elevados y promontorios abruptos, así como diversas islas que se elevan por encima de una plataforma de abrasión poco extensa.
Las primeras referencias históricas del nucleo urbano son las que corresponden a un documento del año 974 que habla del "porto quod dicunt Armi-rodas", de una donación del conde Gausfredo de Ampurias al monasterio. Hace falta dejar pasar mucho tiempo hasta llegar a principios del siglo XVIII en que hay documentos que hablan de un nucleo de casas independente. En 1725 se inicia la construcción de la primera iglesia. Al principio, eran casas de pescadores que vivian en la Selva de Mar y otros pueblos de los alrededores.
En estas casas se guardaba el pescado y los utensilios de pesca. Este pequeño nucleo fue creciendo hasta que en el año 1787 se independizó de la Selva de Mar mediante un privilegio de Villa Real concedido por S.M. el Carlos III.
Juntamente con la pesca, a mediados del siglo XIX fue tomando mucha importancia el comercio de aceite y vino, hasta que numerosas plagas, especialmente la filoxera, atacaron los cultivos durante la segunda mitad del siglo XIX. Eso provocó un importante declive en la economía del pueblo, por el cual muchas famílias se vieron obligadas a emigrar.
Después de este desastre, sólo se recuperaron para el cultivo los valles y las zonas bajas de las montañas; a partir de los años 60 esta actividad fue disminuyendo, dejando la pesca como el principal recurso del pueblo.
A partir de los años 60 hasta la actualidad, la explotación turística se ha convertido en la actividad más importante para El Port de la Selva. Los inicios del período turístico, se remontan a los años 20, cuando un grupo de intelectuales descubrieron el pueblo. La serena belleza de la población y de sus incomparables encantos, convirtieron a estos primeros turistas en propagadores fervientes del Puerto de la Selva, lo que provocó en pocos años una verdadera avalancha turística. La población, consciente de lo que representaría poder albergar estos providenciales visitantes, hizo todo lo posible y en poco tiempo construyó más de 500 viviendas, siempre respetando la personalidad del pueblo.

Durante los primeros años de afluencia de turistas extranjeros fue tan grande que en las calles del pueblo casi no se oía hablar catalán. Ante este incremento de turismo, se han ido sucediendo urbanizaciones, dando una nueva fisonomía al pueblo y a los del alrededor.
Actualmente, El Puerto de la Selva cuenta con un par de hoteles, algunos hostales y campamentos, capaces de albergar al creciente turismo que se desplaza hasta el pueblo principalmente durante los meses de verano.
A pesar de que el turismo, El Puerto de la Selva conserva todavía un aire de pueblo importante, mostrando sus encantos de pequeño pueblo de pescadores.


Ver mapa más grande

Ahora aqui mayor información por Comarcas y en Ofertas

publicidad

VisitasGratis.es | intercambio manual de visitas gratis

- Inicio - Home - Ir a la provincia de: Barcelona - Gerona - Lérida - Tarragona -

hospedaje WEB

Hosting Gratis

PUBLICIDAD

LeePubli

De donde estamos conectados