-->
¡Bienvenido! Con la selección de los lugares de más interés y los pueblos con más encanto de Catalunya // Welcome! With the selection of the most interesting places and most charming towns of Catalunya

- Inicio - Home - Ir a la provincia de: Barcelona - Gerona - Lérida - Tarragona -


Ahora aqui mayor información por Comarcas y en Ofertas

Vic



Provincia de:
Barcelona
 Toda la Información:
Comarca:
Osona
Población Habitantes:
40.900 hab. (2011)
Coordenadas:
41°55′52″N 2°15′21″E
Código postal: 
08500
Superficie:
30,92 km²
Web del Ayuntamiento:





Vich  (oficialmente y en catalán Vic) es un municipio español, capital de la comarca de Osona, situado en la provincia de Barcelona (comunidad autónoma de Cataluña). Ha sido escrito tradicionalmente durante siglos en catalán como Vich, grafía que se conserva en el apellido. También hay localidades de igual nombre en Occitania y Suiza. La población de Sentforas (La Guixa) forma también parte del municipio desde los años 1940.
El nombre de este municipio se escribió antiguamente como Vique en algunas publicaciones en lengua castellana.7 La actual forma en español, Vich, fue el topónimo oficial hasta 1981 según el Instituto Nacional de Estadística, y coincide con la catalana prenormativa. Desde 1982 la forma oficial es Vic, topónimo en catalán adaptado a las normas ortográficas del Instituto de Estudios Catalanes. Esta normativa ortográfica de 1913 eliminó del catalán, en aras de una mayor simplicidad ortográfica, las haches mudas en final de palabra y en posición intervocálica. Otros casos análogos son los de Montjuich, Hostalrich y Reixach, que en la actualidad han pasado a escribirse en catalán Montjuïc, Hostalric o Reixac, respectivamente. En el uso actual del catalán estas haches finales mudas se conservan solamente en apellidos como, por ejemplo, Salarich, Blanch, March o Bosch aunque también algunos topónimos oficiales la conservan como Albuixech.

Se encuentra en medio de una planicie que lleva su mismo nombre, Plana de Vich, equidistante de Barcelona y Francia.
Es famosa por su persistente niebla en invierno que acaba por provocar un notable fenómeno de inversión térmica capaz de favorecer mínimas de hasta -10 °C y máximas cercanas a los 0 °C. en los episodios más notables. En verano las tormentas son muy habituales hasta el punto de invertir el mínimo de precipitaciones propio de los climas mediterráneos y favorecer la presencia de especies vegetales como el roble pubescente propias de los climas submediterráneos.
Existe conocimiento de Vich desde el siglo IV antes de Cristo, cuando con el nombre de Ausa era el centro de la tribu ibérica de los Ausetanos. Más tarde, con la ocupación romana, se convirtió en ciudad tributaria. Muestra de su importancia es que llegó a ser municipio y que se construyó un Templo en el siglo II en el punto más alto de la ciudad. En el período visigótico, Ausa fue sede episcopal y, concluida la invasión de los sarracenos, la ciudad fue destruida en el año 826 en la revuelta de Aisó contra los partidarios de los francos.
La repoblación de la Plana de Vich y la creación del condado de Osona por parte de Wifredo el Velloso en el año 878 posibilitó la reconstrucción de la antigua Ausa, de la cual solamente quedaron los muros del Templo Romano que se habían aprovechado para construir el castillo. La nueva población tomó el nombre de Vicus Ausonae, es decir, arrabal de Ausona, de donde derivó el nombre de Vich. Con la ciudad se restauró la sede episcopal y se construyó la Catedral en la parte baja. El año 1038 el obispo Oliba consagró la catedral románica de la que se han conservado hasta nuestros días, la cripta y el campanario.
En la época feudal la ciudad de Vich estuvo dividida en dos partidas, una inicialmente bajo la jurisdicción del obispo, el cual la traspasó al rey en 1316, y la otra bajo jurisdicción de los señores del Castillo: los Montcada. Esta división marcará la vida de la ciudad durante la época medieval, que crecerá alrededor de la Catedral, el Castillo y el Mercadal, y se verá rodeada por una muralla con torreones, reconstruida en el siglo XIV. En el año 1450, el rey Alfonso el Magnánimo compró a los descendientes de los Montcada su partida y unificó de este modo la ciudad.

La crisis de la Baja Edad Media, luchas entre facciones, de las que destacan las de los nyerros y cadells, y las guerras contra Francia, provocarán que la ciudad entre en un período de estancamiento. La derrota de los partidarios del archiduque de Austria en la Guerra de Sucesión en 1714 representó un revés para la ciudad, puesto que se había tomado partido a su favor desde el principio.
La reanimación económica y demográfica del siglo XVIII posibilitó el crecimiento de la ciudad, favoreció la aparición de importantes talleres de escultura y arquitectura y permitió la construcción de numerosos edificios civiles y religiosos, así como de la catedral actual.
Durante el siglo XIX los efectos de la guerra de la independencia y, posteriormente, de las guerras carlistas se sumaron a la crisis económica que representó el traslado de diversas industrias a la cuenca del río Ter. No obstante, la ciudad se recuperó gracias, entre otros factores, al impulso de la construcción y al ferrocarril que unió Vich con Barcelona en el año 1875. En esta época también se produjo un gran resurgimiento cultural con la puesta en marcha del Seminario que recuperaba la tradición de la antigua escuela catedralicia de la época medieval y de la Universidad Literaria de Vich del siglo XVII. Entre los muchos estudiantes del Seminario hay nombres ilustres como el de Jaime Balmes, San Antonio María Claret o Jacint Verdaguer. Reunidos entorno de asociaciones como el Círculo Literario o l'Esbart de Vic, ellos y muchos otros ayudaron con su obra a que Vich tuviera un papel eminente en el renacimiento literario y político de Cataluña.
Desde mediados del siglo XX, superada la posguerra, la ciudad fue recuperando el peso específico que había tenido tradicionalmente en Cataluña. En 1991 Vich fue escenario de un brutal atentado contra un cuartel de la Guardia Civil perpetrado con un coche-bomba por la organización terrorista ETA en el que se produjeron 10 muertos y cerca de 40 heridos, la mayoría de ellos civiles.
A causa del gran trabajo intelectual que Antoni Gaudí estaba haciendo a principios de 1910 y después de ver que la crítica no acababa de apreciar su arquitectura, Antoni Gaudí entró en una depresión nerviosa que le obligó a pasar un tiempo alejado del trabajo cotidiano.
Su amigo Torras i Bages informó del estado del arquitecto al padre jesuita Ignasi Casanovas que se complació en recomendarle unos días de reposo en la ciudad de Vich, a unos 60 km de Barcelona.
Antoni Gaudí estuvo en Vich tres semanas del mes de mayo de 1910.

Pese que su estancia tenía que ser de descanso total, no faltó el diseño de algún elemento arquitectónico que dejara su huella en la capital de la comarca de Osona. Por aquella época se iba a celebrar en Vich el centenario del nacimiento del filósofo catalán Jaime Balmes y de alguna manera llegó a manos de Antoni Gaudí la propuesta de diseñar unas farolas conmemorativas. Este se puso a trabajar y esbozó dos farolas de basalto tallado bastamente con brazos de hierro forjado de los que suspendían dos lámparas con las fechas del aniversario: 1810-1910. En lo alto de todo el conjunto se ubicó la típica cruz gaudiniana de cuatro brazos realizada también en hierro forjado retorcido como en los balcones de la Casa Milà de Barcelona.
Se inauguraron el 7 de septiembre de 1910, pero actualmente solamente quedan algunas fotografías que las recuerdan puesto que en 1924 se decidió derruirlas.
Posee uno de los conjuntos medievales más sugestivos de Cataluña. La ciudad es también famosa por sus embutidos. Entre ellos sobresale la longaniza de Vic, pero el más conocido es una de sus variantes comerciales, el fuet. También cabe destacar que poseyó un coso taurino que fue derribado en 1966.
Las explotaciones ganaderas y las industrias transformadoras del sector primario conviven con un tejido industrial muy diversificado, y con un sector comercial y de servicios en crecimiento. Es asimismo ciudad universitaria, lo que la convierte en un núcleo estudiantil muy activo que recibe estudiantes de toda la comarca de Osona y de otras del interior de Cataluña, sin olvidar un buen número de habitantes del área de Barcelona que acuden a la ciudad en tren. Su entramado peatonal de calles en el centro histórico está poblado de bares, restaurantes, asociaciones, talleres y oficinas que demuestran su vitalidad económica.
Desde 1989 organiza anualmente el "Mercat de Música Viva de Vic", una de las ferias musicales más importantes. Es una ciudad de Ferias y Mercados, el más tradicional de los cuales es el Mercat del Ram.


Ver mapa más grande

Ahora aqui mayor información por Comarcas y en Ofertas

publicidad

VisitasGratis.es | intercambio manual de visitas gratis

- Inicio - Home - Ir a la provincia de: Barcelona - Gerona - Lérida - Tarragona -

hospedaje WEB

Hosting Gratis

PUBLICIDAD

LeePubli

De donde estamos conectados