-->
¡Bienvenido! Con la selección de los lugares de más interés y los pueblos con más encanto de Catalunya // Welcome! With the selection of the most interesting places and most charming towns of Catalunya

- Inicio - Home - Ir a la provincia de: Barcelona - Gerona - Lérida - Tarragona -


Ahora aqui mayor información por Comarcas y en Ofertas

Manlleu

Tiempo en Manlleu


Provincia de:
Barcelona
 Toda la Información:
Comarca:
Osona
Población Habitantes:
20.445 hab. (2011)
Coordenadas:
42°00′0″N 2°17′1″E
Código postal: 
08560
Superficie:
17,2 km²
Web del Ayuntamiento:




Manlleu es un municipio de Cataluña, (España), perteneciente a la provincia de Barcelona, en la comarca de Osona, atravesado por el río Ter, en cuya orilla izquierda se encuentra la mayor parte del núcleo urbano.
La industrialización del municipio tuvo lugar a mediados del siglo XIX y a ella contribuyó notablemente la construcción del canal industrial que sirvió de fuente de energía a las fábricas textiles que empezaron a instalarse. La actividad industrial ocupa a una buena parte de la población activa de la localidad y ha marcado fuertemente su personalidad durante los últimos 150 años.
Estación de ferrocarril de la línea Barcelona-Puigcerdà. Diversas carreteras locales la unen con las poblaciones cercanas y con las grandes vías de comunicación: por el norte con Torelló y la vía rápida Vic-Olot (carretera BV-5224); por el sur con Vich y la C-25 (Eix Transversal), mediante la carretera B-522; por el oeste con La Gleva, San Hipólito de Voltregá y con la C-17 (carretera BV-4608), por el este con Roda de Ter (carretera BV-5222) y con San Martín Sescorts y la comarcal Vich-Olot (carretera B-522). Próximamente un nuevo puente, construido en el marco de uno de los nuevos proyectos urbanísticos, facilitará los accesos al municipio.
Panorámica de Manlleu desde la ermita de Sant Jaume
La agricultura y la ganadería han perdido hoy la importancia que tuvieron en otras épocas. El sector principal de la economía es el industrial, muy diversificado (metalúrgica, alimentaria, química...). La industria textil, que fue la actividad básica en los ss. XIX y XX, ha desaparecido con el cierre en las décadas de 1980 y 1990 de las grandes fábricas de hilaturas.
El clima de Manlleu es mediterráneo continental, con cuatro estaciones: una cálida, una fría y dos templadas. La pluviosidad es de unos 750 mm al año. Debido a la situación de Manlleu en el fondo de la cuenca de la Plana de Vic se produce el fenómeno conocido como inversión térmica y son frecuentes los días de abundante niebla.

Verano (junio-septiembre) Días calurosos, soleados, y noches frescas, temperaturas de entre +14 °C a +35 °C. Algunos días se puede llegar a +40 °C aunque no es lo habitual. Puede llover en forma de tormentas, que son más probables en agosto.
Otoño (octubre-diciembre) Días templados con lluvia o sol y niebla; esta estación es la más lluviosa y las temperaturas se mueven entre los 0 °C y los +22 °C.
Invierno (diciembre-febrero): Hace frío y hay bastante niebla; normalmente es seco y no llueve mucho; a veces puede nevar, aunque no es lo más frecuente. Temperaturas de entre -10 °C y +12 °C, aunque algunos años se ha llegado a -15 °C (en el año 2001 se llegó a -17 °C) e incluso a subir hasta +20 °C. (enero de 2007)
Primavera (marzo, abril y mayo): Días templados, con lluvia o sol y temperaturas de +3 °C a +25 °C.
Los primeros vestigios de ocupación humana en el término municipal se remontan al Neolítico (4300-2500 a. C.), como atestiguan los restos arqueológicos hallados cerca de la ermita de Sant Jaume y en el cerro Puig-guardial. En 1986 se produjo el hallazgo de dos esqueletos en un silo subterráneo que se remontan a la época calcolítica (2000-1800 a. C.) y que revelaron la existencia de un establecimiento al aire libre dedicado a la agricultura y la ganadería.
También hay materiales arqueológicos en la zona del Fugurull de la Edad de Bronce, que datan del año 1200 al 650 a. C., lo que hace pensar en la existencia de un poblado en este lugar, que representaría el substrato cultural de las tribus íberas que surgirían más tarde.
Con la entrada de los romanos en el Siglo II a. C. la sociedad de los ausetanos sufrió un proceso de romanización que queda reflejado en Manlleu en el yacimiento de Can Caseta situado en el meandro del río, en la zona de Vista Alegre y en el yacimiento de Puig-guardial. No obstante, de la época romana sólo se han encontrado varios hallazgos aislados.
El acta de consagración de la iglesia de Santa Maria (906) es el primer testimonio documental de la población de Manlleu y de su topónimo. En dicho documento aparece el nombre de la población con las formas "Mauseolo" y "Mesleolo"; en documentos medievales posteriores la forma predominante será "Mesleo" hasta el siglo XII en que surge por primera vez como "Manleo" y "Manlevo". El primer casco urbano se formó alrededor de la iglesia de Santa María, situada en el cerro actualmente conocido como Dalt Vila.
Hacia los años 1084 y 1098 en la iglesia de Santa Maria se formó una comunidad de clérigos bajo la regla de San Agustín, creándose así un monasterio que a partir del s. XII fue acumulando un notable patrimonio. En esta época existió también en Manlleu un castillo que probablemente se construyó hacia el s. XI y que tuvo unos primeros señores nobles, denominados de Orís-Manlleu, del que actualmente no queda ningún rastro.
Tras las crisis demográficas y económicas de la Baja Edad Media, Manlleu experimentó una progresiva recuperación demográfica durante el s. XVI. Uno de los factores que propició este crecimiento fue la manufactura de la lana.

A principios del s. XVI se produjo el último ensanchamiento del antiguo núcleo amurallado, incorporándose al antiguo recinto medieval el espacio que ahora ocupa la plaza de Dalt Vila, a pesar de lo cual la población empezó a establecerse también fuera de las murallas.
Tras una etapa de decadencia del monasterio, en 1571 se rehizo el claustro, en estilo gótico-renacentista. En 1592 el priorato de Manlleu pasó a depender del convento de los dominicos de Tremp, manteniéndose unido a éste hasta mediados del s. XIX.
En la Guerra de los Segadores destacó la figura del manlleuense Fray Bernadí que actuó como embajador de la Generalidad ante el rey. Durante la guerra de Sucesión los manlleuenses se adhirieron a la causa de Felipe V. Manlleu fue una de las pocas poblaciones catalanas que sostuvieron la causa borbónica por lo que al finalizar la contienda Felipe V concedió a la villa el título de Fidelísima, así como, en años posteriores, una serie de prebendas recogidas en el Libro de Privilegios que se conserva en el Archivo municipal.
Durante el s. XVIII, Manlleu vivió una etapa de prosperidad demográfica y económica. Por este motivo se intensificó la construcción de viviendas en los caminos en que ya se había empezado a edificar en el siglo anterior. Además, se formó el primer ensanche en la zona del Baix Vila.

La economía de este siglo experimentó transformaciones importantes puesto que la manufactura textil se expandió a causa de la sustitución progresiva de la lana por el algodón y la venta de estos productos en todo el mercado nacional. Este hecho señala el precedente que desencadenará el gran desarrollo textil del s. XIX.
El crecimiento económico y la expansión urbana de la población a fines del s. XVIII comportó la construcción de una nueva iglesia de mayor amplitud y de estilo barroco en el emplazamiento del antiguo templo medieval.
A principios del siglo XIX aparecieron las primeras fábricas que paulatinamente sustituyeron el trabajo a domicilio dirigido por los paraires. Hacia la segunda mitad del s. XIX, se intensificó la especialización en los tejidos de algodón que se había iniciado en el siglo anterior y tuvo lugar un rápido desarrollo industrial. Manlleu, como otras poblaciones de la cuenca del río Ter, aprovechó la energía hidráulica proporcionada por éste como fuente de energía para accionar los telares.

La creación del canal industrial permitió el surgimiento de fábricas situadas a su orilla y la formación de colonias industriales. El crecimiento industrial propició un rápido incremento demográfico que hizo necesario un planeamiento urbanístico llevado a cabo por J. Calvet en 1883 en el que se proyectaron el ensanche del Baix Vila y la plaza de Fra Bernadí.
Entre los hechos destacados de esta época están la reedificación de la ermita de Sant Jaume (1857), la llegada del tren (1879), la fábrica del gas (1860), la edificación del santuario de Puig-agut (1886) y la fundación de la Caja de Ahorros Comarcal de Manlleu (1896).
Los primeros años del s. XX se vieron condicionados por la crisis textil provocada por la pérdida de los últimos mercados coloniales. Los conflictos sociales a partir de entonces fueron graves y comportaron grandes penurias para la población, pero la Primera Guerra Mundial revitalizó la industria catalana y, por ende, la manlleuense. Dos aspectos importantes fueron la electrificación que evitó depender del agua del río y el mantenimiento de la industria textil como sector puntero, así como la aparición de nuevas iniciativas industriales en los sectores metalúrgico, alimentario y de la maquinaria.

El estallido de la Guerra Civil en 1936 dio inicio a una época de penurias. El fuerte anticlericalismo comportó la expulsión del clero y la destrucción de la iglesia. El bando vencedor ocupó Manlleu el 4 de febrero de 1939, momento en que las tropas franquistas iniciaron las represalias de los dirigentes y combatientes republicanos.
Las penurias de la posguerra se vieron agravadas por la inundación de octubre de 1940. Entre las consecuencias de la riada está la creación del barrio de Gràcia, para suplir las viviendas que desaparecieron y el inicio en 1968 de las obras de un muro de contención para impedir la repetición de la catástrofe.
Con la liberalización económica, a partir de 1959 Manlleu experimentó un crecimiento en todos los ámbitos. Una gran oleada de inmigrantes hizo crecer la población de 9.410 habitantes en 1960 a 15.054 en 1975.
En 1979 tuvieron lugar las primeras elecciones municipales democráticas con la victoria de Joan Usart (de la candidatura de GRUNACE: Grup Nacionalista de CentreEsquerra), que pasó a ser el primer alcalde democrático desde la República y ocupó el cargo hasta 1995, cuando resultó elegido Ramon Sitjà (PSC). Las elecciones de 1999 dieron nuevamente el triunfo a un candidato de C. i U. por mayoría absoluta: Joaquim Vivas. Desde 2003 el alcalde es Pere Prat, de ERC, al frente de una coalición de izquierdas con PSC e IC-EV y con mayoría absoluta desde 2007.
El inicio del s. XXI ha visto un nuevo impulso de la actividad económica que ha conllevado un notable incremento demográfico y urbanístico debido a la inmigración procedente del extranjero. La inclusión del "Projecte d'Intervenció Integral del Barri de l’Erm de Manlleu” en la Ley de Barrios aprobada por la Generalidad de Cataluña (2004) supone una remodelación urbanística importante que tiene como hecho más destacado la demolición de los “Pisos de Can Garcia” y comporta actuaciones de promoción de la convivencia cívica e integración social de la población recién llegada.


Ver mapa más grande

Ahora aqui mayor información por Comarcas y en Ofertas

publicidad

VisitasGratis.es | intercambio manual de visitas gratis

- Inicio - Home - Ir a la provincia de: Barcelona - Gerona - Lérida - Tarragona -

hospedaje WEB

Hosting Gratis

PUBLICIDAD

LeePubli

De donde estamos conectados